Podría escribirte mil versos

Podría escribirte mil versos

acerca de tus pupilas,


ser amante fiel incierto

derrochador en cerilla


de tan perfecto fuego


mas te me muestras distante,

a veces, inmerecida,

nunca alcanzan mis palabras

a encenderte las malditas,


dejándome absurdo, inepto.


Jamás pensar en supuestos

supuso tanta alegría,

no sé si evitar lo nuestro

será idea fortuita


solo sé que no lo quiero,


mas evitar plan de mi Dios

será lo que menos puedo,

y rechazar su voluntad

produce desasosiego


dando vacío a lo lleno.


Qué alegría me sería

proceder según vuestro amar,

amor de ambos bendito,

amor eterno infugaz


permanente hasta lo eterno.


La vela cae gota a gota,

de cera se llena el papel,

las letras se me emborronan

y no es por su proceder,


sino por no echar el freno,


me gustaría ofrecerte

lo que Él para ti me ha dado,

cada logro de virtudes,

solo puedo negociarlo.

Deja un comentario