Los niños se divierten

Los niños se divierten,
los niños se enamoran,
nosotros somos niños,
con paso de las horas.

Los niños obedecen,
a su espíritu interior,
los niños aborrecen,
la pura obligación.

Nos limitaste por ser
más fascinantes que tú
mataste cada inquietud
vives en pura quietud.

Solo te mueves al ver
que alguien ya te superó
matas sus ansias de ser
con comentario fiero.

Pero como somos niños
toda la vida por siempre
lo omitimos y cantamos:

Los niños se divierten,
los niños se enamoran,
nosotros somos niños,
con paso de las horas.

La falacia contra el hombre

La falacia contra el hombre
son ya todas las falacias,
la mentira se inmiscuye
en lo profundo del alma

y deja oscuro a su paso
un camino que desangra
y mentira tras mentira
tiras dado porque abrasa.

Ahora que he estado cerca de la muerte

Ahora que he estado cerca de la muerte
y a la cara y a los ojos la he mirado
me siento suficientemente valiente
como para coraje y valor negarlo

por ser ella lo suficiente demente
como para valor convertirlo vano,
porque ingenuo yo sería si quisiese
vencerla usando defecto, y con rechazo

callo para escucharla lejos a veces
y por si se acercara en momento exacto
le pido que a los míos a Dios los deje…
nunca olvido que a la muerte la rechazo.

Ten motivos en tu lucha

Sele fiel a tus principios
que nadie debe juzgarte,
si actúas solo el equipo
quizá, tal vez, sí te dañe,

mas si usas equipo ni hables,
que luchar dos frente a uno
es una lucha cobarde.

Sé de las causas perdidas,
no el de causas impactantes,
lucha por los corazones,
no por buscar culpables

y si ganas la batalla
no engrandezcas incesante,
solo agacha la cabeza
por luchar y degradarte,

que tu lucha sea la buena
no la de los ignorantes,
conociendo cada causa
actúa, sé implacable,

convence… a inconvencibles
haz que este sea tu arte,
y de tu lucha motivos
tenlos siempre de tu parte.