Ahora que he estado cerca de la muerte

Ahora que he estado cerca de la muerte
y a la cara y a los ojos la he mirado
me siento suficientemente valiente
como para coraje y valor negarlo

por ser ella lo suficiente demente
como para valor convertirlo vano,
porque ingenuo yo sería si quisiese
vencerla usando defecto, y con rechazo

callo para escucharla lejos a veces
y por si se acercara en momento exacto
le pido que a los míos a Dios los deje…
nunca olvido que a la muerte la rechazo.

Ten motivos en tu lucha

Sele fiel a tus principios
que nadie debe juzgarte,
si actúas solo el equipo
quizá, tal vez, sí te dañe,

mas si usas equipo ni hables,
que luchar dos frente a uno
es una lucha cobarde.

Sé de las causas perdidas,
no el de causas impactantes,
lucha por los corazones,
no por buscar culpables

y si ganas la batalla
no engrandezcas incesante,
solo agacha la cabeza
por luchar y degradarte,

que tu lucha sea la buena
no la de los ignorantes,
conociendo cada causa
actúa, sé implacable,

convence… a inconvencibles
haz que este sea tu arte,
y de tu lucha motivos
tenlos siempre de tu parte.

Canta sin luz

Canta sin luz
en lo oscuro,
me dijeron
de pequeño.

Canta si te olvidas
de aquel rumbo
que evocó el pasado.

Canta si pretendes
encontrarte
con tu futuro incierto.

Canta sin luz,
en lo oscuro,
sé el más fiel
a su canto.

Voz que ilumina
corazones
solo con una canción.
Se encuentra con mi nombre
lo pronuncia
empiezo a sentir amor.

Canto al amor.
Canto al amor.

Mi alimento es la palabra

Mi alimento es la palabra,
sacia mi conocimiento,
da de comer si no hablas
con líneas, párrafo y verso,

a veces se escribe blanda,
otras está en habla esbelto,
a veces no llega o tarda
y otras empacho directo.