El abrazo que voy a darte

Por favor,

no mires a otro lado

cuando la calma acecha.

Por favor,

no seas del mar la ola

cuando se sucede tormenta.

Por favor,

sé la que remueve todo

y que deja con la boca abierta.

Por favor,

no digas que no entiendes mis rimas

cuando son claras y directas.

Por favor,

no pienses que es difícil amar

cuando te aman con las puertas abiertas.


Por favor,

abre tu puerta.


Por favor,

ten un corazón limpio, sincero y fiel .

Por favor,

llega con tus palabras al alma y a mi piel.

Por favor,

no actúes con agonía, no seas la hiel.

Por favor,

no hagas caso a nadie ni a estas palabras de miel.

Por favor,

haz lo que quieras con prudencia sin seguir a aquel.


Por favor,

aquel es lo que ves y no ves,

es el infierno vivo,

aquel es el camino

hacia el no camino,

termina en barranco

y yo termino en bajada

de montaña rusa,

caída

en picado

hasta el suelo

sumergido,

paseo

en submarino.


Montaña rusa

con altibajos,

subsanando los bajos

para que se distingan las guitarras.


Por cierto,

tú te has dado cuenda

de que los garbanzos

ruedan.


Quiero que todo

nos salga garbanzo,

que nos salga rodado,

¡rodando por la montaña!

rusa, que no española,

para española ya estás tú,

y para submarinos

ya estoy yo hundido,

ahora flotando,

soy un salvavidas

dispuesto…

a abrazarte,


a curarte las heridas

o a hacer lo que te plazca,

total, me mezo en el agua

y si no me coges

flotaré a la deriva,


prefiero mecerme en tus brazos

y cuando te despistes,

solo cuando te despistes

convertirme en héroe,


besarte la piel

sin dejarme ni una parte,

y cuando sonrías por el beso

(el último beso del tacto agradable)

con dulzura abrazarte,


dispersando todos tus problemas

en un fuerte abrazo imborrable,

hundiendo la tristeza en abrazo,

siendo de tu cuerpo otra parte.


Y si te cansas

tendré que amarte.

Y si te casas,

seré el amante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.