Así la pintó Jana Brike

El cielo es color azul calmado,

las hojas son verdes esperanzadas,

mi piel es color carne de deseo,

mi sangre es color roja apasionada.


Mis pestañas son negras color ausencia,

mis ojos son marrones color reencuentro,

las flores son violetas, color enamorado,

las lágrimas son transparentes, color verdad.


Las mariposas son añiles, color belleza,

los ramos de violetas, cubren tu cabeza,

solo unos labios rosas, se ven tras los bellos ramos,

y una sonrisa es oculta entre las mismas hermosas flores.


Las nubes ansían condensarse en tu fino cuerpo,

y volver a evaporarse para que nadie más que ellas

pueda observar tus eróticos matices.


Es comedida,

siempre va vestida.


Quien se fija en su lado erótico cuando se desnuda

no sabe apreciar el amor que desprende,

el cual supera enormemente

a cualquier otro atractivo que ella posea.


Es una mujer extraordinaria,

libre pero sin excesos,

pertinente, jamás indebida,

que actúa con seso

con calma, procurando la ajena alegría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.