Rompieron la ILE

Apenada es la tarea
de aquel que fue educador
en valores de lo libre,
lo dudoso y del amor,
pues negaron tal suceso
por la fuerza con balazos,
sin calentarse los sesos,
por lo bruto sin abrazos,
y siendo testigos ellos
a los otros desdeñaron
imponiendo sus ideas
que jamás las razonaron.

Inmenso odio en sus entrañas
guardaban en su intuición
y pusieron en sus pechos
un cerrojo al corazón,
no querían las razones
que indica la erudición,
sino aquellas malogradas
que rompen la educación.

Aquella enseñanza libre
no la hemos recuperado,
mas parón y retroceso
es el más nuestro legado.

No era izquierda ni derecha
sino camino en ascenso
que, roto, irreparable,
lucha contra este suspenso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.