Aquello que nunca he visto

Qué difícil el dilema
de seguir paso escondido
de las causas de la pena,
de las causas de suplicio.

Parece que comprendiera
aquello que nunca he visto
y esquivara aquella senda
que en maldad me sobrevino.

Si el mal se produce espera,
puede cambiar mi camino,
aunque en bondad se arrepienta
marcará un andar distinto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.