He sobrevolado la luna

Hoy me imaginé paloma

y como tal, tengo que decir

que he sobrevolado la luna.


Nunca pensé que podría,

más hoy el cielo me favorecía

y las minúsculas estrellas

no me molestaban tanto.


El enfado de otros días

fue disminuyendo

hasta quedar,

por un momento

olvidado,


y de paloma negra

pase a ser blanca,

por unos segundos

la paz intacta,

pero volvió

el enfado,

entonces reconocí

que no soy paloma,

que soy lobo

y que soy solitario,

que si alguien se me arrima

hasta sin querer me lo cargo,

le clavo mis afilados colmillos

y sin querer lo mato,

que si alguien me molesta

con fiereza la desangro,

que hasta cuando estoy en calma

yo solo me enfado,

por antiguos recuerdos,


y, ¿sabes qué?

que me alegro de ser lobo,

de poder asustar sin ser asustado,

pero aún más me alegro

de no infundir mi miedo

y de siendo lobo no hacer daño,


pues es más difícil no hacer daño

siendo lobo que paloma,

y hoy mi paz ha sobrevolado

la luna,

primero era blanca,

después quizá me la coma

y se convierta en oscura roja,

sangre de guerra,

guerra dolora.


Quizá la deje volar,

me muera de hambre

pues la blanca paz

me añora.


La paloma vuela libre,

yo en este mismo sitio

agobiado,

deseando sobrevolar la *una,

puede que hoy la haya sobrevolado,

pues salté edificios y aullé a la luna,

estuve por encima del vuelo anestesiado,

anestesiado porque a la paloma no le duele la caída,

doloroso para mí porque aguantar mi braveza

me deja herida,

más… que la caída,


al fin y al cabo,

soy un frágil lobo

y ella una fuerte

paloma 1afligida

por mis colmillos

malherida,

mas desde hoy

por mí curada

y restituida.

*La una: la paloma; el reloj que marca la una.|1. Afligida: la paloma se ha llevado mordisco del lobo, pues se ha lanzado y la ha mordido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.