Placer por esfuerzo cano

Qué bien se siente uno
cuando el gozo no es vano
y la dicha es tan fuerte
que no corre de suerte
sino de esfuerzo anciano.