Un frágil corazón

Un corazón es muy frágil,

nadie lo sabría cuidar.

Toda una vida entera

intentando no romperlo

es lo que necesita

para ser bien cuidado,

sanar grietas pequeñas,

mas las grandes ocultar.

Y roto en la distancia

tiré mi corazón,

mil pedazos al aire

y uno en tu interior,

no importa si rompe,

todo lo que había allí,

será el mismo pedazo

el que llegue hasta ti

y haga que te des cuenta

un día, que no es hoy,

que el resto de pedazos

los lancé todos por ti,

que solo uno llegara

no es culpa de un mio error,

en tu suelo hay más pedazos,

que no puedo cogerlos yo.

No todo tiene un principio

y no todo tiene un fin,

pues los primeros latidos de un humano

quedan recordados en un infinito amor,

mismamente, latidos de un enamorado

quedan grabados en el mismo corazón..

Mi frágil corazón

vaga solo y aislado,

solo en compañía de una dama

que me dirían que he idealizado,

los pedazos laten, la llaman,

el dulce dolor amenizando,

amenizando porque la aman,

doliendo porque bombean sangre,

sangre que se duele y derrama

intentando llegar a más sangre

como el deseo con el deseo:

la carne con la carne.

Eso me sucedía cuando amaba,

pero ahora es tarde,

tarde para el amor,

que cuando es joven arde,

pues me resisto yo,

lanzo pedazos a la dama,

pedazos de mi corazón.

Pero un corazón es frágil,

nadie lo sabría cuidar,

ya roto el mío lancé pedazos,

pedazos a la alta mar,

todos calleron al suelo,

menos uno que al agua va,

cuidado si un día te bañas,

no te lo vayas a clavar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.