Oficios irremediables

Temporalmente quitan libertad
aquellos oficios irremediables
que obligan, no dan lugar a elección.

¡Cómo satisface nuestra condena!,
no existe lamentación ni quejido
ante oficio malamente elegido.

Sin elección los elegiríamos,
somos esclavos de elecciones malas,
tan torpes y satisfechos… sin alas.

Y nunca nos quejamos, nunca, nunca,
el castigo de Adán supuso esfuerzo:
vida de trabajo sin recompensa.

¿Es esto lo que queremos por siempre?
En el fondo, todos… lo rechazamos,
pero de ser sumisos no dejamos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.