Mis causas más allá de la vida y de la muerte

Hay tantos problemas
que nunca se resuelven
me siento, distinto a todo el mundo.

Ya tenemos un lema,
no cometer errores,
pero a veces, me equivoco por segundos.

Resultan los errores,
ser aciertos mayores,
que duelen, en lo más profundo.

Mis equivocaciones,
fueron mis frustraciones,
me impidieron, ser parte de este mundo.

Un mundo de ser fuerte,
un mundo inteligente,
un mundo que rechazo,
por exigirme verte.

No quiero musa ni inspiración,
no quiero versos para una canción,
todo lo que un hombre quiere lo encuentra en,
su causa, trabajo, sudor, se concentra.

A veces uno rema,
creyendo que todo lo puede,
y obtiene, un fracaso rotundo.

Pero el éxito no tiene pena,
mi fracaso no sucede,
triunfar, es salir del mundo.

De un mundo de ser libre,
más de lo que uno quiere,
de un mundo que te obliga,
a ser un ser que muere.

Ahora que he luchado,
que nadie me ha sonreído,
seguiré, luchando por mis causas.

Recuerdo tus saludos,
recuerdo tus palabras,
y todo me motiva,
a realizar mis causas.

La causa de ser libre,
de ser un ser inerte,
que muere por las causas,
de sábados a viernes.

La causa de la vida,
la causa de la muerte.
Deja que me reviva,
cuando la vida acueste.

Dejaré lo corporal,
y seré espiritual,
y no será, por versos que poeto.

Dejaré lo corporal,
y seré espiritual,
para ser, un ente, más, completo.

Deja un comentario