¿Qué es lo que he hecho mal?

No publiqué un poemario,

me guardé más de una canción,

dejé hasta las clases de piano,

por ella, por otra no.

No pedí nada a cambio,

bueno sí, poder arriesgar.

Tengo un temor mayor

que la muerte misma,

ese temor es el callar,

el no intentar

y condenarme

de por vida,

por eso, sigo tocando el piano,

canto las canciones prohibidas,

y publico tantos poemas,

de los que nunca publicaría,

todo por arriesgarme,

por intentar vivir la vida.

No publicaré el poemario

porque a ella se lo prometía,

pero haré tantas cosas

que decía que nunca haría,

que se enfadará el mundo,

que me sonreirá la vida,

porque lo hecho con bondad

y por la bondad no es malo,

porque lo hecho por ella

aún es mejor.

No me arrepentiré de nada,

porque tengo bastante claro

que no he hecho nada malo

desde que actué con mi bondad,

y mira que bondad no había,

y mira que me la costo sacar,

pero me martlizaba internamente

por lo que había hecho mal,

pero cuando uno bien lo piensa

y sabe que lo hizo buenamente

y buenamente actúa,

no se arrepiente jamás.

Sonará mi piano, sonaran mis canciones,

que son buenas y no molestan a nadie,

y si molestan y no me avisan, jamás

sabré si molestan y las seguiré cantando,

mi única liberación es creer que en ellas

a ella, la estoy escuchando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.