Lector modelo

Cuánta gente tu soledad promueve,
y admirable me parece tu tacto
para tratar con lo intratable, vano.
Nadie sabe lo que fuiste ni fueres,
sin embargo, te hicieron tanto daño.

Hablo contigo en toda mi poesía
cuando la interpreto bajo el recuerdo,
qué pena que siempre la leas con prisa,
qué pena que te invente, que ni existas.

Deja un comentario