La rosa tierna de la compañía

La soledad, es lo que al mundo mata,

lo que en esta vida hiere.

El más noble de los sentimientos,

es el amor inaudito,

que causa asombro porque ya

dejó sola a la soledad.

El símbolo del amor es la rosa roja,

tierna como la femineidad,

mas, húmeda como la pasión,

gotas que en los distintos pliegues

se acumulan hasta dar lugar

al feroz deseo del reencuentro,

que jamás se puede apagar,

sí enmudecer o agritar.

Quienes cuidan de su rosa altiva

no se arrepienten de su vida,

aunque sufran y les duela cuidar,

porque, al fin y al cabo es la rosa

la única causante de la compañía

y aunque Dios te ayude en las cosas,

en el mundo su mayor obra está:

las personas que con personas

curan su mundanal soledad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.