Infractuando

Infractuando todo es nada,

no hacen daño las palabras,

tampoco malas miradas,

ni que te utilicen, ¿me llamas?


Da igual el amor, la vida,

y todo lo que es herida.

Infractúa quien no muestra

terribles dolores de alma.


Vive altivo el desengaño

que elevaste al cielo vivo,

bien por hacerlo público

bien por estruendo, sonido.


Qué feliz quien desengaña

y es orgullo corrompido,

no mide mala palabra

le da igual eterno ruido.


Habrá que infractuar

para que al menos no duela,

para que no lo parezca.

Deja un comentario