Día Internacional del Libro sin Libro

A qué tanta celebración

si de funeral estamos,

nadie lo ha leído el libro,

queda solo desolado,


nadie se preocupa por él,

lo echaron con portazo

no fuera a ser que volviera

por la puerta en la que ha entrado.


¡Tanto fantoche de libros!

Ya sin fuerza de andar tanto

entre manos venideras,

no disfrutan de su tacto.


Qué buena fue su acogida:

lo quisieron, lo mimaron,

en un lugar de la Mancha

elevado lo alabaron.


Qué vilipendio le osaron,

lo acogieron con abrazos

para soltarlo más tarde

país que lo ha despreciado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.