Si no necesitas un príncipe es porque no eres una princesa

Harto de gente que llama renovarse

a cambiar de pareja,

de las que se cortan el pelo

justo cuando te dejan,

de las luchadoras que jamás lucharon

y que encima se quejan. Sigue leyendo Si no necesitas un príncipe es porque no eres una princesa

Hablan mal

Enuncian frases bonitas,

todos conformes con ellas,

mas tú no estás satisfecha,

ni él satisfecho, nadie. Sigue leyendo Hablan mal

Caminante, me importa un comino

Caminante, una de ellas

caminando para atrás;

caminante, en su camino,

siempre adelante y no atrás. Sigue leyendo Caminante, me importa un comino