Mi alimento es la palabra

Mi alimento es la palabra,
sacia mi conocimiento,
da de comer si no hablas
con líneas, párrafo y verso,

a veces se escribe blanda,
otras está en habla esbelto,
a veces no llega o tarda
y otras empacho directo.

Ritmos besarlos

Me siento afortunado

Me siento afortunado
por la dicha infinita
por el verso sin pausa,

por gozar bien honrado,
porque nadie me quita
el tener una causa.

Componer unos versos
nunca fue tan de agrado
como es hoy recitarlos.

Tanto agrada este terso
recitar, ser amado,
por los ritmos besarlos.

No necesito poesía para ser poeta

No necesito poesía para ser poeta,
necesito la mirada al mundo, consecuente,
necesito poder ver donde otros no pudieron,
necesito ser poeta para hacer poesía

La obligación eterna

Es frustrante la obligación eterna,
labor innecesaria que te obliga,
estrés que come tiempo de tu vida
y lo lanza intensamente al vacío.

Lo único que la puede confundir
es cometerla con prisa y esmero
como si no tuvieras más que hacer
y con intensidad hasta su muerte.