Absoluta soledad

Qué bien cuando se siente bien

solo uno consigo mismo,

sin la ayuda de ningunas,

en absoluta soledad,


sin proponer un futuro

más que el pasado y presente,

teniendo en cuenta lo que soy,

lo que era y nada y nadie,


prescindiendo falsa ayuda,

siendo bastante asociable,

dedicando mi tiempo a mí,

sin esperar lo esperable.


Tantas decepciones llevo

que este momento no quiero

perjudicarlo con ellas,

este momento ya es mío.

Deja un comentario