Como un aquellarre de rima impulsiva

Como un aquelarre de rima impulsiva,
compongo tus venas tan llenas de vida
compongo los mares tan llenos de gozo,
compongo la rabia repleta de ira,

compongo tus manos, compongo tu rostro,
compongo canciones, poemas sin fondo,
compongo despierto cuando el cielo absorto
ve como compongo, compongo, compongo.

Reunión de prácticas, parece, perversas,
de versos prohibidos por rima imposible
provoca la causa perfecta del verso:
la voz del acierto y la voz del despiste.