Ten motivos en tu lucha

Sele fiel a tus principios
que nadie debe juzgarte,
si actúas solo el equipo
quizá, tal vez, sí te dañe,

mas si usas equipo ni hables,
que luchar dos frente a uno
es una lucha cobarde.

Sé de las causas perdidas,
no el de causas impactantes,
lucha por los corazones,
no por buscar culpables

y si ganas la batalla
no engrandezcas incesante,
solo agacha la cabeza
por luchar y degradarte,

que tu lucha sea la buena
no la de los ignorantes,
conociendo cada causa
actúa, sé implacable,

convence… a inconvencibles
haz que este sea tu arte,
y de tu lucha motivos
tenlos siempre de tu parte.