La banal interpretación

Tantos versos se quedaron clavados
en nuestras almas inmortales siempre
que por no prestar atención al autor
el mismo sentido del verso obviamos

y su derecho a la inmortalidad,
con nuestra banal interpretación,
sin amor a su obra ni caridad
en pocos segundos se la negamos.